viernes, 17 de febrero de 2012

Yo nunca olvido un buen maestro



Los maestros son los mentores y modelos a seguir para sus alumnos. Influyen en sus mentes  jóvenes inculcando los valores sociales y morales a través de la palabra y el obrar de los mismos dentro y fuera del aula. En gran medida la perspectiva o visión que un estudiante tenga de su realidad, de su futuro, sus metas y su entusiasmo para conseguir lo que se proponga corresponden a la labor ejercida en las aulas por los docentes.
Se debe impartir a los alumnos el aprendizaje de habilidades, destrezas, pensamiento y conocimiento para la vida, para hacer frente al futuro; una actitud de aprendizaje y mejoramiento continuo, con un sentido de compromiso y pertenencia a su labor humanizadora.


Dejo este video publicado hace unos meses por el Ministerio de Educación de Singapur sin duda me pareció excelente campaña, en él se representa una de las múltiples situaciones que puede padecer el educando a causa de los distintos problemas económico -sociales y la magnífica actitud que puede mostrar un maestro ante él, el video muestra un joven bajando de un coche, al ver el entorno su rostro refleja nostalgía, una leve sonrisa aparece en él, camina por los pasillos del lugar donde en un tiempo atrás estaba siendo formado,  instante en el que recuerda los momentos por los que allí  pasó, regresa después de mucho, tal vez años,  regresa a saludar con orgullo a su maestra, quizás a agradecerle, a lo mejor a mostrarle en lo que se convirtió...

1 comentario: